Servicios

Servicios2019-03-03T04:40:04+00:00

Accede a cada uno de los servicios que prestamos a la ciudadanía en la ciudad de Madrid

Personas que tienen animales no identificados que se han extraviado y han sido ingresados en el Centro de Protección Animal.
Entrega, por parte de la ciudadanía que los encuentran en la vía pública, de animales abandonados o de dueño/a desconocido/a recogidos en la ciudad de Madrid.
Proceso para realizar, por parte de cualquier ciudadano, una petición de retirada de un animal abandonado o de dueño desconocido de la vía pública de la Ciudad de Madrid.

Como consecuencia de la necesidad de mejorar la gestión de las poblaciones incontroladas de gatos en nuestra ciudad se ha implementado un nuevo procedimiento de actuación en el control de las mismas, basado en la estrategia CES (capturar, esterilizar y soltar), con el objetivo de controlar el tamaño de las colonias de gatos urbanos, así como minimizar los problemas asociados a la presencia de estos mediante la esterilización de los ejemplares que las integran.

De acuerdo con el mismo, los/as interesados/as podrán:

  1. Solicitar el registro de una colonia felina controlada que ya esté siendo gestionada por asociaciones o particulares.
  2. Solicitar directamente la colaboración del Ayuntamiento de Madrid  para el control de una colonia felina por medio del método CES.
  3. Formular una queja o aviso por existencia de gatos urbanos sin gestionar.

Más información

El Centro de Protección Animal en cumplimiento de lo establecido en la Ley de Protección Animal de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid ofrece la posibilidad de realizar la esterilización de los animales adoptados en el mismo sin coste para los/las adoptantes.

Actuaciones que se realizan para el control antirrábico de aquellos animales que han mordido a una persona o animal, así como la valoración del riesgo que el animal implicado supone para la seguridad de su entorno.

Comprende dos evaluaciones:

  • La observación antirrábica propiamente dicha, que consiste en descartar la presencia de signos de enfermedad de la rabia en el animal, manteniéndolo bajo control veterinario durante un plazo de catorce días a contar desde la fecha de la mordedura. Va acompañada de la correspondiente verificación de la documentación sanitaria del animal agresor .
  • De manera simultánea, se realizará una valoración del grado de agresividad del animal, y del posible riesgo que puede suponer para su entorno, a tenor de los datos obtenidos a partir del episodio agresivo y del examen del propio animal.

Más información

Este documento tiene carácter personal, y su obtención ha de ser previa a la adquisición de un animal calificado como potencialmente peligroso por la normativa de aplicación. En el caso de que el animal fuera calificado como potencialmente peligroso con posterioridad a su adquisición por razones de conducta, el/la propietario/a dispone del plazo de un mes para ello desde el momento de dicha calificación.

La Licencia tendrá un periodo de validez de cinco años, pudiendo ser renovada por periodos sucesivos de idéntica duración mediante una nueva presentación de la documentación requerida, debidamente actualizada. Cualquier variación de los datos que figuran en la licencia, deberá ser comunicada por su titular en el plazo de quince días hábiles, contados desde la fecha en que dicha modificación se hubiera producido.

Más información

Los/as propietarios/as de animales calificados como potencialmente peligrosos han de inscribir a su animal en el correspondiente registro municipal, aportando la documentación indicada en la normativa de aplicación.

Pin It on Pinterest

Share This